Fue autorizada su construcción el 5 de octubre de 1511 por orden de la Corona española, representada por el rey Fernando II de Aragón para albergar las principales oficinas gubernamentales de la colonia en dos edificios interconectados. En dicho edificio estuvieron alojadas la Real Audiencia, el primer tribunal del Nuevo Mundo, la oficina del Contralor General y fue utilizada por los sucesivos Virreyes, Gobernadores y Capitanes Generales. El edificio cuenta con material de mampostería y piedras de primera calidad que configuran un estilo gótico. Uno de los elementos más curiosos y característicos del monumento se encuentra en la fachada orientada a la calle Las Mercedes, donde se muestra el único escudo en todo el mundo de la reina Juana I de Castilla, llamada «la Loca», quien fue reina de Castilla de 1504 a 1555, y de Aragón y Navarra, desde 1516 hasta 1555.

El general francés Louis Ferrand le dio a la fachada un estilo arquitectónico clásico durante el periodo de soberanía francesa en el 1807. Durante el último año de gobierno del presidente Carlos Felipe Morales, Sacerdote, Militar, Diputado y presidente de la República Dominicana durante el período de 1903-1906, también se realizaron algunas reformas para utilizar el edificio como Palacio de Gobierno. Luego de varias modificaciones finalmente el edificio fue restaurado a su apariencia original del siglo XVI y se estableció el 18 de octubre de 1973, durante la administración del presidente Joaquín Balaguer, como un museo para resaltar la historia, vida y costumbres de los habitantes de la colonia española.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.