Manuela Diez Y Jiménez

Madre de Juan Pablo Duarte, mujer de gran valor que jugo un importante papel político en los sucesos que condujeron a la proclamación de la república en 1844. Alimentó y apoyó la formación de las ideas que originaron el nacimiento de la sociedad secreta la Trinitaria.

Nació en Santa Cruz del Seibo el 26 de Julio de 1786. Hija de Antonio Diez, natural de la villa de Osorno, en la provincial de Palencia, España, y de Rufine Jiménez Benítez de Santa Cruz Del Seibo.

En el 1800 se unió en matrimonio con Juan José Duarte, migrando a Puerto Rico luego de la llegada de las tropas haitianas de Toussaint L’Ouverture en 1801.

Sufrió persecución y hostigamiento del enemigo. Allanamiento a su hogar, mientras su hijo permanecía oculto.

En 1843 al quedar viuda, Manuela Diez puso al servicio de la causa patriótica los bienes familiares a solicitud de su hijo Juan Pablo Duarte.

Manuela Diez junto a su hijo Juan Pablo Duarte

Manuela Diez junto a su hijo Juan Pablo Duarte

Después de la proclamación de la república, se inició un proceso de luchas internas que causaron la expulsión de Manuela Diez y Jiménez y su familia, Murió exiliada en Caracas, Venezuela en 1858.

Monumento a Doña Manuela Diez localizado en el ceibo, la presenta junto a su hijo Juan Pablo Duarte.

Manuela Diez ocupa un puesto distinguido en el exclusivo grupo de féminas que marcaron de alguna manera la independencia dominicana y en la proclamación de la república en 1844.

El monumento a Manuela Diez Jiménez está localizado en la Plaza Histórica y Cultural de Manuela Diez Jiménez. En este lugar están formados hechos históricos y expresiones culturales mas importantes de la provincia, localizado en el mismo centro de la ciudad de El Seibo. Esta plaza fue construida por la gestión de el sindico Reynaldo Valera, el monumento fue diseñado por el arquitecto David Zorrilla y el escultor de todas las obras en esta plaza fue el artista Higüeyano Luis Alberto Castillo. En este monumento se ve que Manuela Diez tiene a su hijo Duarte agarrado de las manos a temprana edad, señalando con la otra mano la bandera dominicana.