El Mabí Champagne Seibano se elabora a base de agua, azúcar y bejuco de indio y pasa por un proceso de fermentación que mantiene en secreto su representante Ovidio Otto Morales para evitar que otras personas traten de copiar su receta y le den variedad al producto. Es una bebida que ha refrescado miles de paladares desde su creación en el año 1883, con el mismo sabor y calidad que le caracterizaron desde sus inicios. Es una fábrica tradicional heredada por generaciones en la que tienen un proceso de cosecha que dura entre uno y dos meses y obtienen entre 200 y 300 huacales por mes. En el interior de la fábrica se conserva con orgullo la primera máquina de hielo que adquirió su predecesor en el año 1907 por 1,380 pesos, y que aún funciona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.