cine dominicano

La industria del cine generó al país más de RD$2,000 millones en los primeros tres meses de este año, que es lo que ha costado la industria en los casi cinco años de su arranque con la Ley 108-10, de fomento a la industria cinematográfica.

La información fue ofrecida ayer por la directora de la Dirección General de Cine (Dgcine), Yvette Marichal, durante un almuerzo con editores económicos, productores de la industria, economistas, y los representantes del clúster de cine y el Consejo Nacional de Competitividad (CNC), en la Asociación de Industrias (AIRD), donde fue presentado un estudio sobre la contribución de la industria cinematográfica a la economía de República Dominicana.

Carlos Rodríguez, director de desarrollo institucional de la AIRD, dijo al explicar el alcance del estudio preparado por Oxford Economics que esa industria generó en 2014 un aporte a la economía de RD$2,104 millones en términos de Valor Añadido Bruto (VAD), el cual abarca a todas las contribuciones, y permitió la creación de 3,832 empleos y un aporte al fisco de RD$481.2 millones.

Indicó que entre 2013 y 2014 se registró un aumento de 23.4% en la contribución del VAD, debido al incremento de la producción de películas, concesiones en cines, alquileres de video, proyección salas y ventas de videos, que pasó de RD$1,704 millones a RD$2,104 millones. En ese tenor, Antonio Gennari, de Lantica Media, quien participó en el almuerzo conjuntamente con Humberto Castellanos, presidente de Adocine; Andrés van der Horst Álvarez, director ejecutivo del CNC; Circe Almánzar, vicepresidenta de la AIRD; y otros directivos de Larimar Film, y los economistas Nassim Alemany y Carlos Despradel hijo, dijo que entre 2012 y 2014 la producción de películas en RD aumentó de 8 a 20 películas.

Sostuvo que desde que se probó la ley de cine se han producido 65 películas dominicanas y que de estas aumentó de 3 a 17 el número de películas que se acogió a uno de los planes de incentivos fiscales entre 2012 y 2014.

En tanto que el estudio de referencia indica que “en el caso de las películas nacionales estrenadas en 2012, el porcentaje de recaudación en taquilla procedente de este tipo de películas fue de alrededor del 80%, mientras que el porcentaje de audiencia fue de alrededor del 75%. Esto está en consonancia con la perspectiva de que la introducción de los incentivos ha tenido un impacto significativo a la hora de impulsar la actividad en la industria cinematográfica nacional de República Dominicana”.

Industria es competitiva
Gennari, de Lantica Media afirmó que de un total de 118 películas un 30% de estas que son extranjeras, no se acogió a las exenciones fiscales, debido a que sus productores entienden que es competitiva. Indicó al respecto que en República Dominicana hay competitividad real en elementos audiovisuales.

El stándard de inversión es de más de US$3 millones, aunque asume que el mercado dominicano se limita a salas de cine.

De igual modo, indicó que solo en el primer trimestre de 2016 se registró la producción de tres películas con presupuestos de más de US$50 millones.

Los productores de cine coincidieron con Almánzar, en cuanto a que la ley de fomento a la industria incentiva la cadena de valor para que el ingreso fiscal venga de lo que genera ese sector, de forma que sea sostenible. Sostuvo que si se logra atraer más películas extranjeras República Dominicana podrá ahorrar gastos y atraer divisas. En ese contexto, Gennari dijo que el sector audiovisual crecerá en cinco años solo en China y América Latina, y aseguró que no hay otro país como República Dominicana en condiciones de competir en términos de audiovisuales y eso hay que aprovecharlo.

((TENDENCIA
EN 2025 SE ESPERA CREAR 11,540 EMPLEOS EN RD
Al explicar la tendencia de la industria cinematográfica para los próximos años, Antonio Gennari, de Lantica Media, dijo que el valor proyectado para la inversión del sector en América Latina y el Caribe es de US$6.6 millones y “podemos agarrar algo de eso”. El clúster de cine agrupa a 300 miembros en RD y de acuerdo al director ejecutivo del CNC, Van der Horst Álvarez, la industria es catalizada por un instrumento político de incentivo. Circe Almánzar explicó que que el estudio presentado ayer por la firma Oxford Economics, como parte del proyecto cultural: El cine como marca país. En el encuentro, con editores económicos, Humberto Castellanos, presidente de Adocine, destacó que el desarrollo de la industria de cine inició a partir de la Ley 108-10, que crea dos tipos de incentivos.

Uno de estos de fomento a la inversión, contemplado en el artículo 34 de esa legislación, el cual reconoce el 100% del valor invertido, compensable de los pagos de impuestos relativos a gastos de todo tipo mediante el Impuesto Sobre la Renta; y la otra un crédito fiscal para deducir el 25% de todos los gastos compensables de dichos impuestos, o bien a vender ese crédito a otra entidad. En el total de actividades relacionadas con la producción cinematográfica, se espera que la contribución total al VAB haya crecido hasta RD$7,980 millones para 2025, 11, 540 empleos y RD$940 MM en ingresos fiscales, dice el estudio.

Fuente

Cándida Acosta
candida.acosta@listindiario.com / Listin Diario

Deja un comentario