Enrique García Godoy

Este destacado precursor de las artes nacionales nació en la ciudad de La Vega en 1886. Desde temprana edad sintió una fuerte vocación por el dibujo, con tendencia hacia las ilustraciones. A medida que desarrollaba su técnica pictórica, se destacaba en las matemáticas, lo que le permitió trabajar exitosamente como contable en una empresa comercial de su ciudad natal.

Este pintor dominicano es uno de los más insignes artistas en toda la historia de la plástica nacional, no solamente por su dominio técnico de la pintura, sino por el acervo cultural acumulado puesto al servicio de su vocación.Se le considera uno de los precursores de la actual plástica dominicana, especializándose en el uso del óleo y el pastel. Desde muy temprana edad, Enrique García Godoy desarrolló una marcada vocación hacia el dibujo lineal, inclinación que luego derivó hacia el uso de los colores y las formas.Don Enrique, como respetuosamente se le llamó en sus días de apogeo, fue un magnifico escritor de artículos periodísticos, colaborando con el Listín Diario, con certeros análisis sobre política internacional. Esto constituye una muestra de lo heterogénea que fue su formación.En 1925 fue nombrado Cónsul General en Caracas, Venezuela, y tres años mas tarde fue trasladado a Génova, Italia. Esta época de ebullición en las artes europeas tuvo gran influencia en García Godoy, especialmente en el uso de los tonos sutiles y en el manejo de la luz. Sus desnudos refinados demuestran apego al clasicismo y un acentuado interés por exaltar la naturaleza humana. Tanto en sus oleos como en sus románticos pasteles y acuarelas, se aprecia una marcada tendencia hacia los detalles: color del vestuario, sombreros, interiores de residencias, paisajes al anochecer.

De regreso al país, durante la década del treinta fundó la primera escuela de pintura en La Vega y colaboró con diferentes periódicos locales y nacionales. De sólida personalidad, verbo fácil e intelectualidad consagrada al estudio, trató diversos tópicos con profundo dominio. Escribió también para la revista argentina «Veritas» por medio de la cual se relacionó con la poetisa Alfonsina Storni y con otros intelectuales de la época.
Ocupó también la posición de Tesorero Municipal de La Vega, Presidente del Ayuntamiento y Presidente de la Comisión de Espectáculos Públicos.
Realizó importantes esculturas, una de ellas dedicada a su padre, Federico García Godoy Copley, se encuentra en el Parque Central de La Vega.
Después de una vida fructífera, dedicada al arte, al periodismo y a la enseñanza muere en La Vega el 13 de noviembre de 1947.

Abelardo Rodríguez Urdaneta

Nació el 24 de junio de 1870 y murió en 1933. Fue un pintor, escultor, fotógrafo artístico, poeta, músico y precursor, abarcó también de manera sobresaliente el dibujo.

En sus obras se observa su apego a lo clásico y un marcado espíritu romántico. Durante algún tiempo ofreció varios conciertos de violín que lo situaron entre los mejores músicos dominicanos de la época.

Artista dotado de gran paciencia, sus obras son el resultado de largos períodos de estudio y ejecución. No improvisaba, ya que la perfección era su mayor anhelo.

Fue discípulo de Juan Fernández Corredor, madrileño radicado en Santo Domingo. Recibió sus principales orientaciones del pintor Luis Desangles.
Abelardo está considerado el padre de la escultura dominicana. Sus magnificas esculturas, adornan diferentes puntos de Santo Domingo. «Uno de Tantos» fue su obra de la escultórica más importante y de sus obras pictóricas se destaca «Cabeza de Mujer».

Obras: Esculturas: «Uno de Tantos» (1903), «Caonabo, Invocación» (alto relieve). Fotografía: «Retrato de Novia», que le valía el primer premio certamen artístico en el año 1907; oleos de Duarte, Hostos, Billini, Luperon, entre otros.

En 1908 abrió las puertas de su academia de dibujo, pintura y escultura, que dirigió hasta su muerte. En 1885 fue premiado por su obra «Perllo» en la exposición organizada por Juan Corredor y Cruz.

Abelardo Rodríguez Urdaneta es el artista que ofrece mas facetas en el curso de la plástica del siglo XIX y comienzos del XX. Al morir deja una obra nutrida y variada. Su profunda actividad artística, alcanza una especial distinción. Como fotógrafo, escultor y maestro, permite al espectador desentrañar la eficacia y el ambiente de su labor pictórica.

Esta considerado como uno de los más completos precursores de las artes plásticas. Su concepción romántica y su factura clásica, permiten conocer sus sobrias pinceladas, su refinado dibujo y sus variadísimos aspectos del paisaje, matizado de construcciones armónicas y un colorido rico y abundante.

Leopoldo Navarro

Nació en Santo Domingo en 1862. Fue matemático, educador, pintor y escultor. Vivió en París y Madrid, ciudades donde pintó gran número de óleos. Pero sus más sobresalientes obras son los retratos en acuarela, técnica de difícil manejo. Son obras de pequeño formato sobre papel donde logró captar la esencia de los rasgos sicológicos. Romántico impresionista, manejaba la luz y los detalles con excepcional destreza.

A Navarro se le considera un artista de jugosa y transparente plasticidad. Contrajo matrimonio con Altagracia González. Sus primeros años de escuela los pasó en el Colegio San Luis Gonzaga. Además estudió en el Instituto Profesional, donde el 16 de enero de 1889 obtuvo el título de maestro de obras. Estudió arte en Madrid, en el Museo de Reproducciones. Participó en la Exposición del 27 de febrero de 1890. Fue uno de los más aventajados alumnos de Luis Desangles. Fue condecorado por los Reyes de España. Fundó el periódico «El País», del que fue editorialista. Realizó también numerosas publicaciones de carácter literario en diversos diarios de España.

Este precursor de las artes plásticas dominicanas fue también notable educador, a quien debe mucho la cultura dominicana. Discípulo del Padre Billini, colaborador sobresaliente de Hostos, Maestro y Director de la Escuela Normal, catedrático de la Universidad del Nuevo Mundo, director de la extinta Academia Militar, profesor del Colegio San Luis Gonzaga. Matemático afamado, fue Director de la Escuela de Estadística. Se destacó también por sus aciertos como Ingeniero Civil.

Murió en 1908. Una importante calle de Santo Domingo lleva su nombre. Ocho magnificas acuarelas pueden ser observadas en al Museo Bellapart.

Hotel Sheraton

El hotel Magna 365 By Sheraton fue disenado para satisfacer las necesidades de los viajeros de negocios y de los viajeros de placer.
Situado en el corazon de Santo Domingo y con vistas espectaculares del Mar Caribe, el hotel se ha convertido en un destino muy popular para gente de negocios, incluyendo turistas y residentes locales.

Disfrute de la hermosa piscina, y de la galardonado gastronomía cinco estrellas, gran casino o de los servicios de negocios e instalaciones modernas. A solo 5 minutos del centro de la ciudad, a 2 Km del centro de la ciudad colonial, y a 35 minutos de Aeropuerto Internacional Las Americas.
El Sheraton Santo Domingo es un hotel de lujo en Santo Domingo situado en el centro de la ciudad mas antigua de la Americas, cerca de la historica Zona Colonial y a pasos del moderno distrito financiero y comercial.

Es un hotel urbano, ideal para hombres de negocios y turistas que deseen pasar unos días en la capital y visitar el sur de la República Dominicana.
Justo al lado del hotel hay un casino y una discoteca.
Se trata del antiguo Meliá.

El Magna 365 By Sheraton en Santo Domingo tiene 245 habitaciones, incluyendo 6 junior suites, 6 suites y una Suite Presidencial, la mayoría con una vista espectacular sobre el Mar Caribe. Las habitaciones y suites cuentan con todo lo necesario para una estancia agradable la capital de la República Dominicana.